Hot!

Other News

More news for your entertainment

La motivación un factor clave para el éxito





La motivación es un factor muy importante en la vida de toda la gente, es el motor que nos impulsa para no darnos por vencidos y lograr el éxito, tanto si eres un deportista un vendedor o un emprendedor.
Solo que existen algunas diferencia dependiendo de en que situación estés.


Por ejemplo:
Si eres un deportista o un empleado o vendedor de una empresa u organización pueden existir personas que se encarguen de motivarte.

Pero… Si eres un emprendedor o trabajas de forma independiente, no existe quien se encargue de esta tarea por lo que es muy importante que un emprendedor tenga la capacidad de auto motivarse, y esto es por que una persona que emprende su propio proyecto tendrá mucha presión (económica, familiar, psicológica, etc.) además de muchos otros obstáculos que constantemente le estarán invitando a desertar, dicen por ahí que “Un emprendedor exitoso no es el que tiene éxito a la primera si no aquel que al caer tiene la fuerza suficiente para levantarse y lograr el éxito”, y no se puede  lograr esto si no se tiene mentalidad positiva y motivación suficiente.


Y una de las mejores maneras de auto motivarse es yendo a conferencias (que por lo regular no son muy económicas) o leyendo libros de la especialidad (que son mas económicos). Y bueno, quizás usted diga (como yo lo dije alguna vez), yo no necesito leer esas cosas, esas cosas son para gente que sufre de depresiones, etc., en fin, siempre encontramos un buen pretexto para justificar nuestra falta de ganas de auto motivarnos y no leer esos libros.


Pero de veras, créame, la lectura de esos libros le va a cambiar la manera de ver la vida y de ver los problemas y todo esto para bien usted. Y lo mas importante le dará la motivación para superar los obstáculos que le vayan saliendo en su emprendimiento.



Y bueno hay muchos libros, pero existe uno muy bueno y en lo personal le debo mucho a este libro ya que fue el que me ha motivado para vencer  los obstáculos que se me han presentado en mi emprendimiento y en la vida, y lo mas importante me cambio la forma de ver la vida, ahora soy mucho mas positivo y por lo tanto mas feliz de lo que era antes de leer este libro, de hecho lo he leído varias veces.
El nombre de este libro es:
NOS VEREMOS EN LA CUMBRE
De: Zig Ziglar.

Fuentes: Centro GDL

Espíritu soñador. Espiritu Emprendedor





En el Ejecutivo Activo.
A los 22 años Juan mejoró el diseño de un portalámparas. Trabajaba en una de las principales industrias del ramo y se la mostró a su jefe. "Nadie va a usar esta porquería", opino éste. Juan sintió vergüenza y en base a su sentido común se dio cuenta que si continuaba ahí, iba a terminar siendo un mediocre.


La historia del progreso de la civilización esta plagada de situaciones como la antedicha. La mayoría de los emprendedores arrancaron jugándose por un sueño. ¿O acaso no eran soñadores, señores como Miguel Angel, Galileo Galilei, Cristóbal Colon, Albert Einstein, Thomas Edison, e incluso nuestro San Martín?


Decía Lawrence de Arabia (otro gran soñador), que quienes sueñan dormidos son gente común, pero que había que respetar a los que lo hacían despiertos, porque suelen modificar la realidad. Y la historia nos confirma la veracidad de tales palabras.


Un líder sin sueños deja de ser tal, solo es un simple burócrata, por alto que haya llegado.


Sueñe, y no deje nunca de soñar si el éxito es su objetivo.


Cuando un hombre habla sobre su gran sueño, el Mundo se detiene y escucha. Un sueño da sentido a las viejas palabras, le da sentido a la vida. Del sueño a la acción hay muy poco trecho. Las metas y fechas tienen un cierto efecto mágico que provocan invariablemente la acción.


Un verdadero soñador no es un "tonto" que mira el cielo en el transcurrir del tiempo. Un soñador nunca esta ocioso; por eso se lo estima, respeta o teme. O todo a la vez.


Conozca el gran sentido de las palabras simples. Amor, desafío, amigo, respeto, ayuda, etcétera. El burócrata no habla, esta sin un verdadero contenido para hacerlo. Un demagogo las despilfarra, es una catarata veborrágica con el fin de hacer escuchar lo que el otro quiere oír para ganar su confianza. Ambos tienen algo en común, ni uno ni otro cumplen.


El soñador habla directamente al corazón, a la fibra más intima del hombre, y lo hace desde su propio corazón. Esa es la marca de un líder carismático, que dice su verdad aun a costos elevadísimos. El líder soñador es sincero, pero no agresivo.


Un hombre de negocios no será ni carismático ni eficaz frente a un equipo si no demuestra conocer a fondo el tablero donde ordena sus fichas. Por ende, desarrolle conocimientos específicos. Tenga presente que si llega a ser considerado un incompetente le irá muy mal; la pérdida de confianza es el tiro de gracia de cualquier emprendimiento.


Esté en una posición ágil y elástica frente a los problemas. Esté dispuesto a romper las reglas. De ser necesario aun las que Ud. haya impuesto. Naturalmente, este consejo no lo habilita para ser un dictador ni abusar de los cambios o política.


El factor más escaso que tiene el hombre es el tiempo. "Podemos recuperar el terreno perdido, pero el tiempo no", repetía Napoleón a sus tropas. Ud. debe ser más organizado que ningún otro; con organización el tiempo se alarga. Por ente, se encontrara en mejores condiciones para no perder la "oportunidad" cuando ella aparezca. Lo que se denomina "suerte" no es otra cosa que "preparación" más "oportunidad". Este siempre atento, siempre listo, como un scout.


Un empresario no teme a la osadía de sus sueños. La materialización de un gran sueño seguramente dañara a alguna persona; en parte y aunque resulte duro admitirlo, ese es uno de sus atractivos. Pero quédese tranquilo, al final lo único que medirán en usted es su triunfo o fracaso. Lamentablemente, nos cabe decirle que cuanto más audaz es una idea, memos remordimientos hay que abrigar durante su concreción.


Para ser el ejecutivo que Ud. quiere ser, debe jugarse. Puede Ud. tener 20, 60 o mas años, pero siempre se es joven cuando se es un verdadero empresario. Las neuronas emprendedoras no envejecen. El asumir riesgos es el común denominador de los empresarios. Unos apuestan todos los ahorros, otros renuncian a empleos seguros, y todos asumen riesgos.


La fórmula del éxito es poco agradable y triste, pero efectiva. En ella se conjugan el trabajo duro y recoleto, la preparación para la acción y el constante asumir riesgos.

Fuentes: Centro GDL

Secretos de emprendedores exitosos





¿Hay alguna manera de saber si tienes lo que se requiere para ser un emprendedor exitoso? En realidad, no existe una guía que te dicte los pasos a seguir para que en tu empresa toque el triunfo. Sin embargo, sí hay datos que te pueden orientar hacia el camino adecuado.


A continuación, la segunda parte de los consejos que ofrecen empresarios que han logrado el éxito con sus emprendimientos y que son reseñados por la redactora de la publicación PowerHomeBiz.com, Jenny Fullbright:


6. Trabaja duro: nadie alcanza el éxito sólo con sentarse y mirar a la pared todo el día. Si estás empezando un negocio, prepárate para respirar, comer y beber tu negocio hasta que pueda mantenerse en pie por si solo. Trabajar duro será fácil si tienes una visión, metas claras y pasión por lo que haces.


7. Constantemente busca las maneras de conectarte: las empresas siempre necesitan asistencia, sobre todo las de pequeño tamaño. Es importante formar alianzas con personas que puedan ayudarte y que a su vez, tú puedas ayudar. Para triunfar en los negocios, necesitas poseer habilidad para relacionarte y siempre permanecer alerta para captar las oportunidades que se te presenten para ampliar tus contactos.


8. Deseos de aprender: no necesitas tener un Master o un Doctorado; de hecho, hay muchos emprendedores que ni siquiera terminaron la educación. Hay estudios que muestran que la mayoría de las personas que se hicieron millonarias por esfuerzo propio poseen una inteligencia normal. Sin embargo, estas personas lograron el éxito en los negocios por sus deseos de aprender.


9 Persevera y ten fe: tu coraje para persistir ante la adversidad y la capacidad para recuperarte de una derrota te va a asegurar el éxito. Debes aprender a levantarte y empezar de nuevo. Tu perseverancia es la medida de cuánto crees en ti mismo. Recuerda, si persistes, nada te podrá parar en la consecución de tus metas. 10. Disciplínate tú mismo: la autodisciplina es la llave al triunfo. Es importante la fuerza de voluntad para forzarte tú mismo a pagar el precio del éxito, haciendo lo que a otros no les gusta hacer, luchando y ganando la solitaria batalla contigo.

Fuentes: Centro GDL

La importancia de la capacitación en el emprendedor





Aún los talentos innatos precisan pulimiento. Depurar la técnica. En el caso de los empresarios, aquellos que poseen olfato comercial (y especialmente gerencial; no sólo capacidad de aumentar ventas, sino de resolver problemas estructurales y de organización), requieren de una capacitación mínima o complementaria. Si bien es usual rodearse de asesores o profesionales, es bueno tener aunque sea una primera idea antes de acudir al especialista en la materia.


La mayor parte de los emrendedores padece de desinformación, y esto les resta capacidad para generar nuevos tipos de decisiones. Fundamentalmente, porque generan la empresa y la transforman en un ciclo mecánico, sin demasiadas aspiraciones de crecimiento. Lamentablemente, en paises del tercer mundo como el nuestro, no basta con tener una vaca atada. Hay que tener varias, ya que las crisis económicas son cíclicas, y uno nunca sabe cuando un mercado puede agotarse o saturarse, o bien, entrar en crisis.


Como dijimos, la capacidad sola de piloteo no es suficiente. Allí es cuando el empresario debe acumular bienes (datos, información) que sirvan de combustible para el desarrollo de nuevas o futuras decisiones, en esta o en otras circunstancias quizás más adversas.



REUNIENDO  LA INFORMACION NECESARIA


La información que puede asimilar cualquier persona proviene por dos vías: conocimiento por estudio, y conocimiento por experiencia.


El conocimiento por estudio es el dato empirico, de laboratorio y el que figura en los libros. Son datos perfectamente validos y asimilables, las leyes y todo tipo de normas, los mecanismos de producción de su fábrica, los mecanismos financieros que opera su empresa. Los que son datos relativos son, por ejemplo, el estudio de libros sobre marketing y estrategia comercial, recetas de mercado para empresas del mismo rubro que la suya, etc.


Y esto es, porque mientras las normas y reglas son realidades incambiables, otros estudios como planteos de estrategias descritos en libros implican planteos de realidades alternativas. En cierto sentido, son ficciones. No son falsos, pero muchas de esas recetas están planteadas en escenarios que quizás no están suficientemente descriptos por el autor. El cómo organizar una pyme mexicana puede no resultar aplicable en una pyme argentina. Hay factores del medio comercial que influyen notoriamente.


Dichos libros no son mentiras noveladas; pero el error que se comete frecuentemente es el de tomar dicha receta como si fuera una de cocina. Se puede aplicar a quien sea y donde sea; cuando en realidad lo que se estudian son casos individuales, y no recetas generales. Debe tomarse la información proporcionada como una base informativa, no como una verdad revelada.


Ello se vincula también a la segunda fuente, que es la experiencia (propia o ajena). Usted debe decidir por si mismo, y no aplicar a ciegas recetas o decisiones ajenas, o que fueron dadas en otras circusntancias. Mientras que la información del libro es empírica (es teoría, de laboratorio), la experiencia es información práctica, con la ventaja de que se da en condiciones más cercanas a las reales actuales. Pero siempre existen diferencias o matices. Su estrategia comercial para superar una crisis en 1976 (p.ej. el "Rodrigazo"), puede ser válida para superar la hiper inflacion de 1989, o el golpe recesivo del 2001. O no. Todas son recesiones, pero en algunas influye el dólar, en otra, la ausencia de medios de pago, la competencia con bienes importados... etc


Mientras que el conocimiento es adquirido por libros, la experiencia es adquirida por la práctica y la vivencia. Y es bastante más valida que el conocimiento, aunque padece del mismo problema: no debemos generalizar porque no todas las circunstancias son similares.



EL CAMINO A LA SABIDURIA


Sin llegar a ponernos metafísicos, el camino hacia la sabiduría es necesario. Usted no debe ser un repetidor de recetas... sino un generador de nuevas.
Como se dice en medicina, no existe enfermedad sino enfermos. Existen recetas generalizadas... pero cada paciente es particular, y puede llevar algunas medicamentos y otros no, y en proporciones diferentes. El médico puede saber que un determinado medicamento es demasiado fuerte y aplicarlo en dosis diferentes al sugerido por el laboratorio. Y eso lo conoce por la experiencia.


Pero qué es ser sabio ?. Sabiduría es la conjuncion de informacion externa (conocimiento) + información generada por medios propios (experiencia) +... inteligencia. La inteligencia es la capacidad de resolver situaciones nuevas. Y la inteligencia precisa el combustible de datos que le provee las dos fuentes ante citadas. Es saber por donde empezar a tratar a un paciente con una enfermedad nunca antes vista.


Operar con inteligencia una empresa implica también una dosis alta de observación, análisis... y modestia. Reconocer hasta dónde podemos resolver circusntancias... y cuando precisamos ayuda. No es ser menos inteligente el contratar a alguien más capaz para resolver una situación; todo lo contrario. Gerenciar una empresa es similar a la dirección técnica de un equipo de futbol: el DT debe haber sido aguatero, haber jugado, si fué crack mejor, y saber de todo un poco desde el vamos. Pero implica, llegado el momento, llamar y rodearse de los mejores, y coordinar los esfuerzos de los mismos. Como un presidente que genera decisiones y deja a sus ministros implementarlas... o les dá via libre en aquellas areas en donde son especialistas.


Modestia es una palabra muy fuerte, y muchas veces ausente a la hora de gerenciar. Implica la capacidad de bajar al llano, de abrir oidos para escuchar a amigos y enemigos, de recopilar información, analizarla y, llegado el caso, pasarla a otra persona. La inteligencia gerencial implica apertura y delegación, y no siempre en la realidad suele pasar.


Siempre el empresario exitoso lo es por talento; pero tambien por saber aprovechar golpes de suerte, y por estar capacitado para interpretar realidades. Operar con inteligencia es aprovechar y optimizar los recursos (materiales, informativos, decisorios), y reconocer las oportunidades y, especialmente las limitaciones. Pero, para poder darse cuenta, es necesario capacitarse. No solo para operar en crisis, sino para crecer y expandir su empresa. Porque cuantos más recursos acumule, mayor reserva de los mismos tendrá para cuando surjan circunstancias desafiantes.

Fuentes: Centro GDL